Morosos precarios

Inquiokupacion: la nueva forma de okupar

ANTECEDENTES

La pandemia ha tenido un gran impacto en el sector de la vivienda y ha aumentado el número de inquilinos que no pueden pagar sus alquileres. Como resultado, el Gobierno prohibió los desahucios de todas las personas que estuvieran afectadas económicamente por la COVID-19. Sin embargo, esta medida se ha extendido a todas las personas que puedan considerarse vulnerables, lo que ha permitido a los inquilinos morosos evadir la ley.

A partir de ese momento, cualquier persona que alegue minusvalía, desempleo o menores a cargo, puede acudir a los servicios sociales para que se reconozca, a ojos de la ley, una persona vulnerable, evitando así ser desahuciados por impago.

En conclusión, el impago de alquileres se ha convertido en una nueva forma de okupación y es necesario que los propietarios estén informados y cuenten con el apoyo de profesionales especializados para enfrentar esta situación, que actualmente, supone ya el 70% de todos los casos.

¿QUÉ ES LA INQUIOKUPACIÓN?

La inquiokupación es una forma de ocupación de viviendas que se lleva a cabo mediante la firma de un contrato de alquiler legal, para posteriormente dejar de pagar intencionadamente las cuotas y negarse a abandonar la vivienda. Es una práctica ilegal que genera graves perjuicios económicos y psicológicos a los propietarios afectados.
Los inquiokupas suelen ser personas que buscan directamente una vivienda en alquiler con el único fin de ocuparla. A diferencia de los okupas que entran por la fuerza, los inquiokupas acceden a la vivienda de forma legal, firmando un contrato de arrendamiento, para luego incumplir el pago de las cuotas.
Además, en muchas ocasiones, los inquiokupas no cambian la titularidad de los suministros de luz, agua o gas, lo que hace que las deudas que se generen queden a nombre del propietario.

La inquiokupación es una problemática cada vez más extendida en la sociedad actual, lo que exige la adopción de medidas legales y preventivas para evitar su proliferación y proteger los derechos de los propietarios afectados.

Medidas de prevención

Consultar el fichero de inquilinos morosos

De esta manera, el propietario puede informarse sobre el perfil del futuro inquilino, saber si ha tenido algún tipo de conflicto o si hay deudas de anteriores arrendamientos.

Añadir una cláusula anti morosidad

Incluir en el contrato de alquiler una cláusula que permita incluir al inquilino en el registro de morosos si no atiende a sus pagos.

Evaluar el perfil del futuro inquilino

Solicitar toda la documentación necesaria para evaluar la seriedad y solvencia financiera del futuro inquilino. Exigiendo también la presentación de posibles referencias y el pago de la renta mediante transferencia.

Soluciones a la inquiokupación:

La vía jurídica

Ante el impago de las cuotas del alquiler, el propietario puede rescindir el contrato por incumplimiento desde el primer mes. Sin embargo, el proceso judicial para desalojar a un inquilino moroso puede durar entre uno y tres años, lo que dificulta la resolución del problema con rapidez.
Además, el proceso de aceptación de la denuncia contra los inquilinos morosos, que implica una notificación formal a domicilio, puede tardar no menos de cinco meses. Por el contrario, los inquiokupas pueden solicitar justicia gratuita por desamparo y paralizar el proceso en solo dos días.
A través de su abogado, los inquiokupas pueden alegar diversas estrategias para demorar el proceso, como afirmar que han pagado las rentas o estar en situación de vulnerabilidad. Incluso si el juez admite la denuncia, los servicios sociales pueden demorar un año más la resolución del caso al buscarles otra vivienda.
Mientras tanto, la deuda que los inquilinos contraen con el propietario sigue aumentando y este se ve obligado a seguir asumiendo los gastos de la comunidad de propietarios, el seguro de la vivienda o el IBI, entre otros.

Soluciones a la inquiokupación:

La vía extrajudicial

Desokupación Integral es la mejor opción para reducir el tiempo de espera del procedimiento judicial, que también podemos gestionar de manera paralela y a través de nuestro propio gabinete jurídico.

Disponemos de los medios necesarios de intermediación que permiten que su caso se resuelva de la manera más efectiva y en el menor tiempo posible.

Somos conscientes de la confianza que el propietario deposita en nosotros y de la responsabilidad que tenemos en cada una de nuestras acciones. Por eso personalizamos nuestro asesoramiento y la forma de proceder en función de las necesidades de cada cliente.

Realizamos un trabajo inicial de investigación y evaluación de cada situación para actuar de la mejor manera posible y sin causar problemas al propietario. Tomamos decisiones concretas para cada caso, argumentando el porqué de cada movimiento realizado y ofreciendo un amplio abanico de opciones después de la recuperación de la propiedad.

Servicio Integral

Desde el primer momento aplicamos todos nuestros recursos hasta recuperar tu propiedad okupada.

Plazos realistas

Recuperar la posesión de una propiedad conlleva un proceso que dependerá de la dificultad de cada caso, precisamente por ello no vendemos estadísticas y nos centramos en resultados.

Siempre a tu lado

Somos conscientes de la situación, por este motivo permanecemos en contacto permanente con nuestros clientes informándoles de todas nuestras actuaciones y aclarando todas aquellas dudas que puedan surgir durante el proceso.

¿Quiénes somos?

Desokupación Integral es una empresa que surge tras muchos años de experiencia ayudando a cientos de propietarios afectados por el fenómeno de la ocupación que actualmente sufre nuestra sociedad.

Nuestro equipo está formado por algunos de los mejores profesionales antiokupas, todos ellos personas que han tenido la oportunidad de haber participado en la creación y desarrollo de varias empresas de desokupación y altamente cualificadas en las áreas de Seguridad, Mediación, Derecho y Gestión, lo que nos asegura el éxito en todas nuestras intervenciones.

Asesoramos al propietario en todo momento sobre el estado real de su caso y sobre todas las posibilidades de intervención, huyendo de las habituales falsas promesas, y poniéndole en alerta sobre el uso de dudosos procedimientos que pueden acabar implicándole en responsabilidades legales.

Confía en nuestros expertos antiokupa.

Conociendo al sector

En el mercado actual, se pueden encontrar numerosas empresas de desokupación que prometen soluciones inmediatas y eficaces para la gestión de desahucios exprés. Sin embargo, muchas de estas empresas ofrecen falsas promesas que no se pueden cumplir debido a que las leyes actuales protegen a los ocupantes ilegales, ya sean okupas ilegales o inquilinos morosos.

Asesoramos al propietario en todo momento sobre el estado real de su caso y sobre todas las posibilidades de intervención, evitando las falsas promesas y los procedimientos dudosos que pueden acabar implicándolo en responsabilidades legales. Nuestra experiencia en el sector nos permite adaptarnos a las necesidades de cada caso y ofrecer una solución personalizada y eficaz. Con nosotros, podrás recuperar lo que es tuyo de manera legal y segura.

Otros Servicios

Medidas de prevención

Una vez recuperada su propiedad, surgen diversas dudas de cómo evitar que se repita de nuevo tan lamentable situación.
Nuestros expertos le asesorarán sin ningún compromiso de cuáles son las mejores medidas de seguridad para proteger su propiedad.

Reformas del inmueble

Para aquellos casos en los que el inquilino u okupa ha causado daños en la decoración o mobiliario del inmueble, contamos con toda una serie de colaboradores especializados en este tipo de reformas, que avalúan y ejecutan en el menor tiempo posible todas las reparaciones necesarias para dejar la propiedad en estado óptimo para su posterior alquiler o venta, aumentando así no solo las posibilidades de venderlo sino también reduciendo el tiempo y ampliando el beneficio final.

 

Venta de inmuebles desokupados

Ponemos a disposición de nuestros clientes, nuestro servicio de gestión de venta de inmuebles okupados y también de aquellos cuya posesión ha sido ya recuperada.
En todo el proceso de venta, mantenemos un protocolo exhaustivo de seguridad para evitar que se repita cualquier situación que impida la venta de su propiedad. De esta forma, dicha propiedad queda custodiada por nuestro equipo de seguridad, sin que ello represente un coste añadido a los honorarios de venta habituales del mercado.

CONSÚLTENOS SU CASO Y LE DAREMOS UN PRESUPUESTO SIN NINGÚN COMPROMISO

** DEJENOS SU TELEFONO Y LE ATENDEREMOS LO ANTES POSIBLE **

Eficacia y rapidez, frente a la lentitud, eternización y alto coste que conllevan otros mecanismos tradicionales.

Una negociación en manos de profesionales de la desokupación, y un respeto máximo a los derechos de los propietarios como principio básico que rige nuestra actuación.